• RETOS PARA LOS EJECUTIVOS Y LAS ORGANIZACIONES EN LA ACTUALIDAD

    “Entre más pronto las organizaciones comprendan la realidad de su situación a nivel de liderazgo, más rápidamente podrán moverse para adaptarse; re-enfocando esfuerzos en relación con el desarrollo de líderes y re- pensando las prioridades a nivel de reclutamiento” (Leslie, 2009).

    En una época de constante cambio, los retos y los desafíos que surgen a nivel profesional y personal son cada día más complejos. La competencia laboral es cada vez más alta, más reñida. De la misma manera, (lo) son las demandas que el mercado hace a los ejecutivos para ocupar o mantenerse en posiciones estratégicas para el negocio.

    A pesar de lo anterior, distintos consultores y expertos de talento humano señalan que en la actualidad muchos de los profesionales carecen de las habilidades y destrezas que exige el contexto laboral para desempeñarse exitosamente (Leslie, 2009). Mucho se escucha decir acerca de competencias, sin embargo al parecer aún se debe trabajar arduamente, a nivel individual y corporativo, en el desarrollo de aquellas que son relevantes hoy en día; esto debido a que en gran medida el desempeño de las empresas está sujeto al talento que posean las personas que ocupan roles de liderazgo. De la misma manera, de las competencias específicas que posea un ejecutivo; depende su desarrollo y atractivo para el mercado laboral.

    La metodología de evaluación por competencias, es utilizada de manera frecuente por las empresas para evaluar a sus colaboradores, identificar su potencial, elaborar planes de sucesión, retención, reestructuración y planes explícitos de desarrollo. Igualmente, basados en distintas competencias, se realizan procesos de reclutamiento y búsqueda de ejecutivos para posiciones de diferentes niveles (metodología utilizada en conjunto con otras técnicas).

    Al respecto, vale la pena mencionar que el primer paso para el cambio y el crecimiento personal es el autoconocimiento; el poder reconocer en nosotros mismos fortalezas y debilidades. Por tal razón, resulta útil tener presente las competencias críticas que debe tener un ejecutivo para desempeñarse en un rol de liderazgo de manera destacada y eficiente, esto permitirá evaluar de modo objetivo en cuáles habilidades deben enfocarse los esfuerzos; ya sea de desarrollo o mejoramiento.

    De acuerdo con nuestra experiencia como consultores de negocio y en concordancia con varios expertos en liderazgo (Alles, Beccerra & La Serna 2010, Blanchard, Goleman 1999,Geisler 2012, Leslie 2009,) las competencias en las cuales debemos centrar nuestra atención para ser reconocidos como líderes son:

    Liderazgo de personas: habilidad para dirigir e interactuar con los colaboradores de modo tal que se mantengan motivados. Capacidad de delegar efectivamente, de actuar de manera justa y de generar oportunidades de crecimiento para los subordinados.

    Planeamiento estratégico: habilidad de traducir la visión de la compañía y de la unidad del negocio en estrategias realistas. Capacidad para desarrollar planes que mantengan un balance entre las necesidades inmediatas y los objetivos de largo plazo, previendo posibles cambios y circunstancias que puedan afectar el negocio.

    Inspirar Compromiso: lideres capaces de reconocer y recompensar los logros de sus colaboradores y de identificar en cada uno de estos; los factores que motivan su desempeño.

    Competencias emocionales: estas competencias se relacionan de manera estrecha con la inteligencia emocional, como su nombre lo indica requiere de varias habilidades como:   autoconciencia, autorregulación, [auto] motivación, empatía y habilidades sociales.

    Desarrollo de personas: ejecutivo que da guía y consejo a sus colaboradores para que logren un mejor desempeño. Toman acciones que favorezcan el desarrollo de carrera de sus subordinados y se aseguran de que éstos comprendan de manera clara su rol dentro de la organización.

    Carácter Decisivo: una persona orientada a la acción, que sabe identificar prioridades, que no se siente abrumado cuando se debe tomar una decisión y tomar acción.

    Manejo del cambio: ejecutivo que asume e interpreta el cambio como una oportunidad positiva, consecuente con esto desarrolla planes y estrategias que faciliten el proceso; direccionando de manera adecuada la resistencia al cambio de las demás personas que conforman su equipo.

    Vale la pena añadir que hay otras competencias que son de suma importancia, como aquellas relacionadas con valores, comunicación, creatividad, orientación a resultados; entre otras. El anterior listado no quiere restar importancia a las últimas enunciadas, sólo pretende señalar que en un mundo en constante cambio, las competencias (en este párrafo) no son suficientes para hacer frente a los retos empresariales, no son suficientes para lograr destacarse como líder estratégico; el mundo actual exige la milla extra.

    Por: Maria del Pilar Jaramillo V.

    Referencias:

    Alles, M (S.F). Las Competencias Más Importantes de un líder en la Actualidad.

    Becerra, A & La Serna, C (2010) Las competencias que demanda el mercado laboral de los profesionales del campo económico-empresarial en la actualidad. Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico.

    Blanchard, K (S.F) Critical Leadership Skills Key Traits That Can Make or Break Today’s Leaders.

    Geisler, J (2012). 10 Key Skills Today´s Leaders need to succeed in 2013.

    Goleman, D (1999) Working with Emotional Intelligence.

    Leslie, J (2009). The Leadership Gap – Center for Creative Leadership.